2/11/15

Algo sobre el suicidio...

“Nadie a mí me preguntó para venir a este mundo, pues de la misma manera nadie me puede prohibir cuándo irme”. F. B.

-------
Los siguientes comentarios los escribí solo para misántropos o aspirantes. Pensaba tuitearlos, pero no me gusta la interacción, y, como es seguro, seguro que más de uno saldrá ofendido, pues…
-------

1. Me gustó la carta que dejó Fernando Bermúdez. Especialmente la razón por la que se suicidó.
2. Dios, precisamente porque es Dios y todo lo puede, debería crear un mecanismo que le muestre a la persona cómo será su vida. Y que entonces ella decida si quiere nacer o no.
Nota: Ya que nos hizo a su imagen y semejanza... y nos regaló el libre albedrío.
3. Este método le garantizaría que la Tierra nunca estará sobrepoblada ni la Naturaleza (su creación) amenazada. Porque, ja, no todos querrán asomarse una vez sepan lo que les espera.
4. ¿Qué gracia tiene venir al mundo para ser desdichados? Como dice una canción de José Luis Perales: “Nacer para sufrir es un contrasentido”.
5. Mucha gente (ejem) no se suicida ―al margen de los problemas emocionales que tenga― simplemente para no causarle dolor a la familia. Pero ganas no le faltan.
6. No es un acto de cobardía el suicidio, no. Hay que tener valor y unos buenos… para hacerlo.
7. Total, como también dice Batania, el poeta Neorrabioso: “Te hacen la vida otros”.